Donde estamos

Riad Le Coq Fou
44, Derb Assabane – Marrakech Medina
Tel: +212 524 389839 – Housekeeper:
e-mail: eliriad@gmail.com

Riad Le Coq Berbère
37, Derb Assabane – Marrakech Medina
Tel: +212 524 384057
e-mail: eliriad@gmail.com
Housekeeper: BACHIR Tel. +212 666 410323

Cómo llegar al Riad

En taxi, hay que llegar hasta la plaza Riad Laarouss (se pronuncia larús) y en la esquina de la Pharmacie Populaire empieza la calle Riad Laarouss. Caminando unos 150 m., a mano derecha encontraréis Derb Assabane. El nº 44 es Le Coq Fou, el nº 37 Le Coq Berbère. También, para mayor comodidad, disponemos de un vehículo que realiza los transfers desde el aeropuerto al riad por un precio de 15€ hasta 4 personas, (18€ hasta 7 personas).

Contactos

* Campos obligatorios

Los datos introducidos en este formulario serán utilizados con el único fin de proporcionar la información solicitada y serán tratados con la máxima confidencialidad, en plena conformidad con la legislación vigente sobre la privacidad, por lo que no se divulgarán a terceros, sin su consentimiento expreso.


Transporte del aeropuerto

El transfer desde el aeropuerto de Marrakech hasta el Riad (Place RIAD LAAROUSS) hasta 4 personas por 15€ (18€ tarifa nocturna). 5 o más personas 18€ (25€ durante la noche).
Para los huéspedes que pasan más de cuatro noches en el riad, incluida la cuarta, un transfer ida /o vuelta del aeropuerto es gratis.
El transfer desde aeropuerto de Casablanca al riad (con un vehículo de 7 plazas) cuesta 110€ el vehículo completo.

Cómo llegar a la Plaza Jemâa El Fna

Para llegar a la plaza desde el riad hay que salir del callejón y una vez en la calle Sidi Abdel Aziz girar hacia la derecha. A mano izquierda, después de unos 20 m., se encuentra la lechería Ouzoud, con el logo de La Vaca que Ríe, allí se puede degustar un magnífico yogurt al pistacho por menos de un euro. Continuando unos 200 m. se llega a una plazoleta donde en su lateral derecho se ubica un pequeño gremio de artesanos ebanistas. Hay que continuar pasando el arco de la derecha, rodeando el mausoleo de Sidi Abdel Azz, uno de los 7 patrones de Marrakech.
Su entrada está prohibida a los no musulmanes, pero no ponen impedimento si el turista desea echar un vistazo al interior a través de la puerta principal. En la esquina hay una tienda de artesanía africana, una de las mejores abastecidas de la medina. Prosiguiendo en la misma calle, que durante un tramo de unos 100 m. se encuentra cubierta por unas lonas, justo después se llega a un cruce, a mano derecha os queda la calle Dar El Bacha, la más importante en cuanto a anticuarios.
Prosiguiendo hacia adelante y pasados dos arcos pequeños, se entra en la Rue de Mouassine. Enseguida a mano izquierda hay una tienda de joyas tuaregs que se llama Samadarmazanat, con algunas piezas antiguas, y justo después, la Galería minúscula Le Coeur Blanc, que tiene cuadros bonitos y menos banales que los que se ven expuestos generalmente por la medina. Unos 100 m. más adelante, a mano izquierda, se encuentra el Cafè Arabe, uno de los sitios más frecuentados de toda la medina; justo enfrente está el bazar la Fontaine, con una amplia gama de cerámicas, fuentes, lámparas y objetos de hierro forjado para la casa, con la posibilidad de enviarlos por correo.
También, para aquellas personas interesadas en vestidos, bolsos, collares, sandalias y babouches, en el mismo edificio encontraréis en la segunda planta la moda de Aziz, un simpático artesano que funde en cada uno de sus objetos la tradición con la modernidad. Prosiguiendo, la calle anterior a la fuente Mouassine, que está cubierta por un techado de láminas de madera; En la misma plaza, girando a la derecha, bajo un arco, encontraréis una tiendecita donde venden cantidades de viejas latas con publicidad antigua, los precios son un poco altos pero vale la pena probar a regatear si sois coleccionistas. Más adelante, girando a mano izquierda, después de 20 m. os encontraréis en el corazón del zoco, cada vez más cerca de la Plaza.
No queda más que seguir la multitud. Si os tienta la idea de volver a casa con una alfombra, os sugerimos entre los centenares de negocios de tapices, uno que encontraréis apenas superado el quiosco de libros la Fnaque Berbere, una librería que tiene los míticos volúmenes ACR de los orientalistas; justo después encontraréis el negocio, en el número 6 de la calle Fhal chidmi Mouassine, y os lo recomendamos no sólo por los precios honestos, sino también por calidad de los tapices y sobre todo por la disposición y amabilidad del propietario, Mubarak, que os tratará aún mejor si le referís que habéis llegado hasta él siguiendo las indicaciones de la web de nuestro riad.